Historia de la bandera canaria (VI) - SĂ­mbolos de Canarias, banderas y escudos de las islas

Ir a: Mapa del sitio | Contenido principal

es | en | de | Ă­ndice
Está en Inicio » Bandera de Canarias » El movimiento Canarias Libre
Imprimir / Print / Drucken

Historia de la bandera canaria (VI)

Canarias Libre

 
Canarias Libre
 

El movimiento Canarias Libre (CL) fue constituido en 1961 por un grupo de jóvenes profesionales y abogados de Gran Canaria, entre los que destacaba Fernando Sagaseta. Entre sus miembros se encontraba doña Carmen Sarmiento y sus hijos Arturo y Jesús Cantero Sarmiento, quienes, desconocedores de las banderas precedentes, idearon una bandera tricolor formada por tres franjas verticales de igual tamaño, blanca, azul y amarilla. Este diseño vuelve a combinar los colores representativos de las dos provincias, pero disponiéndolos de forma que reproduce la situación de ambas sobre el mapa, es decir, Santa Cruz de Tenerife (blanco y azul), a la izquierda por ser la provincia occidental, y Las Palmas (azul y amarillo) a la derecha como provincia oriental.

En el libro de Sergio Millares Cantero Fernando Sagaseta: la vida de un luchador irremediable se incluye el siguiente párrafo al respecto:

Arturo Cantero recuerda la fecha del 7 de septiembre de 1961, la víspera del Pino, como una fecha clave porque fue la primera vez que se lanzó la bandera tricolor canaria. Fue confeccionada en la calle de la Peregrina por su hermano Jesús, su madre, María del Carmen Sarmiento, y Arturo "sentados en una mesa enorme que teníamos, uno cortaba el papel amarillo, otro el blanco y otro el azul. La elección de los colores fue una simple superposición de los colores de las dos provincias. Y una vez confeccionada la bandera uno le puso con un bolígrafo CL. Hicimos dos mil o tres mil banderas y se lanzaron en Teror, la víspera del Pino. Era una banderita de veinte centímetros por diez"

Seguramente sin saberlo, los creadores de esta bandera estaban siguiendo el mismo criterio cartográfico de la del Ateneo de La Laguna, aunque sustituyendo las estrellas por la representación cromática. De esta forma se conseguía que ninguna combinación provincial de colores prevaleciera sobre la otra, como ocurría con las propuestas del MIC o la RIA. Fernando Sagaseta intentó añadir una explicación ideológica al diseño elegido, argumentando que las banderas revolucionarias siempre tenían sus franjas dispuestas en sentido vertical, mientras que las monárquicas las tenían en sentido horizontal, argumento que obviamente carece del menor fundamento.

 
Canarias Libre (reconstrucción)
 

Esta bandera tricolor, de fabricación casera, fue lanzada en la localidad grancanaria de Teror por sus creadores y otros miembros de Canarias Libre el 8 de septiembre de 1961, durante la fiesta de la Virgen del Pino, patrona de Gran Canaria. A pesar de no contener ningún texto aclaratorio, fue reconocida espontáneamente por parte del público como la bandera canaria. Ha habido alguna confusión acerca de si esta primera bandera tendría las tres franjas iguales o si la franja azul sería más ancha; todo parece indicar que si los primeros ejemplares mostraban una franja central más ancha, ello se debió simplemente a un defecto en el corte de las tiras de papel en que estaban rudimentariamente confeccionadas. Tampoco está muy claro cuál sería el tono de azul, si marino o celeste, pero no parece que éste fuese un detalle considerado por su autor, y en los ejemplares que se usaron posteriormente no hubo ninguna uniformidad, si bien prevaleció el azul marino más o menos oscuro.

Probablemente, un hecho que contribuyó a que la gente identificara a estos tres colores como los propios de Canarias es el de que desde hacía bastantes años venían siendo usados por los dos principales clubes de fútbol: el C.D. Tenerife (blanco y azul) y la U.D. Las Palmas (amarillo y azul), evidentemente como reflejo de las respectivas banderas insulares.